domingo, 19 de febrero de 2012

Yo siempre seré tuya.

No podré dejar de quererte. Que esté con otro no significa que lo haya hecho. Nunca podré, y ya es hora de que te des cuenta. Es hora de que entiendas que, cuando te pregunté si lo nuestro se había acabado y dijiste "pues sí", en ese momento, todo lo que sentía hacia ti se encerró en una caja dentro de mi corazón, y rápidamente construí una muralla alrededor. Al igual que tú vas a querer a otras chicas, yo voy a querer a otros. No de la misma manera, forma e intensidad, eso está claro, pero les querré. Sin embargo, si tú en algún momento decides volver, que sepas que estaré esperándote. Y sólo con tu sonrisa derrumbarás la muralla y abrirás la caja. Entonces, todo ese amor guardado me inundará completamente, haciéndome tuya para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario